Info General

Un 2020 inolvidable: el anuario de CLG con las noticias más importantes de la ciudad, el país y el mundo


Atravesado por el coronavirus en todo el planeta y la pandemia de la inseguridad en Rosario, el año también dejó otros sucesos de alto impacto

Se termina el que quizás haya sido el año más extraño y complejo para todos los humanos que habitan el planeta. No es que la humanidad no haya sufrido catástrofes, tragedias y problemas mayores a lo largo de su historia. Pero es cierto que en el último siglo no se había vivido una pandemia semejante que además se expandió por todo el mundo a una velocidad desconocida. Y para colmo, en Rosario el virus de la inseguridad todavía no tiene vacuna y los muertos se multiplican por toda la ciudad.

Mundo

El año comenzó con una noticia de alto impacto mundial: el operativo de fulminante con el que Estados Unidos terminó con la vida del jefe militar iraní Qassem Soleimani cerca del aeropuerto de Bagdad.

Mirá también: ¿Tercera Guerra Mundial? Trump ordenó matar al militar más poderoso de Irán

A fines de enero, otra muerte conmovió al planeta: la ex estrella de la NBA Kobe Bryant falleció a un accidente aéreo junto a su hija al caer el helicóptero en el que viajaban en California.

Mirá también: La leyenda del básquet Kobe Bryant falleció en un accidente aéreo

Ya para entonces, el COVID-19, el nuevo coronavirus que había comenzado su expansión desde un mercado en Wuhan (o al menos así parecía) ya había causado estragos en China y comenzaba a exandirse más allá de sus fonteras. Durante febrero y marzo terminó por llegar a los rincones más lejanos del mundo. Los países comenzaron a cerrar sus fronteras y declarar cuarentenas. Los viajes y el comercio internacional quedaron en suspenso durante semanas e incluso meses, en muchos casos. El mundo vivió una inédita temprada de encierro en los hogares. Las calles quedaron vacías. En algunas ciudades, incluso fueron tomadas por animales.

Mirá también: ¿Qué opinan los rosarinos de las medidas del gobierno contra el coronavirus?

Mascarillas, desinfecantes y alcohol en gel se volvieron parte del paisaje cotidiano y las nuevas constumbres en los cinco continentes.

Mirá también: Wuhan, un año después del coronavirus: sin casos, pero con las heridas abiertas

La humanidad contuvo la respiración a la expectativa de un resultado positivo en la carrera contrarreloj de la comunidad científica por encontrar la vacuna. El virus, mientras tranto, iba dejando su estela de muerte, sobre todo en las grandes ciudades de occidente. Entre los infectados que se recuperaron, no faltaron líderes de primer nivel como Donald Trump, Boris Johnson o Jair Bolsonaro.

Con todas las dificultades, el mundo trato de seguir su marcha. Algunos eventos deportivos pudieron realizarse sin público y hasta se concretaron algunas elecciones presidenciales, como la que le dio el triunfo a Joe Biden en Estados Unidos, frustrando el objetivo de Trump de concretar su reelección. Mientras tanto, en Venezuela, el chavismo mantuvo el control de al Asamblea Nacional, el único de los poderes que aún está en manos de la oposición, tras unas polémicas elecciones.

Mirá también: Con una vida plagada de tragedias y de ejemplar resiliencia, Biden llegó a la Casa Blanca

Hacia el final del año, en medio de una segunda ola de contagios de COVID-19, dos nueva noticias generaron impacto mundial: la muerte de Diego Armando Maradona a los 60 años y la llegada de las primeras vacunas que abrieron la esperanza para que 2021 sea un año mucho mejor.

País

«No se cuenta nada de esto a nadie», «lo recagamos a palos mal», «ganamos igual» y «caducó» son algunas de las frases que representan la violencia de un crimen que sacudió al país un 18 de enero, en plena temporada de verano en Villa Gesell, cuando Fernando Báez Sosa, un estudiante de abogacía de 18 años, fue atacado a golpes de puño y patadas en la puerta de un boliche por cerca de una decena de rugbiers que permanecen detenidos a la espera de un juicio oral.

Mirá también: Crimen de Fernando Báez Sosa: ¿en qué quedó la causa?

Luego de meses de negociaciones y tensiones en medio de la pandemia del coronavirus, el Gobierno anunció un acuerdo con los principales acreedores de la Argentina para cerrar el canje de la deuda y reestructurar más de US$68.000 millones en bonos, un avance que generó un alivio de miles de millones de dólares para el país y abrió el camino para dejar atrás el noveno default de la historia. No obstante, el desempleo y las medidas de aislamiento social en el empleo hicieron que el índice de pobreza en la Argentina alcanzara un pico de 43% hacia el tercer trimestre del año, la mayoría de ellos jóvenes.

Mirá también: Informe de la UCA: casi la mitad del país está sumergido en la pobreza

Por su parte, la Corte Suprema de Justicia atravesó un año de notoria quietud en sus decisiones, con fallos de alto impacto político y social como el reclamo de los jueces federales trasladados durante el macrismo o la causa del ex vicepresidente Amado Boudou, en el marco de un sistema afectado por serios cuestionamientos a su idoneidad expresados desde diferentes sectores institucionales, principalmente el Gobierno Nacional por medio de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Sin embargo, y más allá de la esperanza de que la llegada de la vacuna rusa al país sea el principio del fin de la pandemia, el cierre del 2020 pendientes grandes temas de agenda pública, y uno de los más importantes de nivel nacional es la deuda del Congreso con la ciudadanía en sancionar una Ley de Humedales, ante el evidente desastre ambiental generado por los incendios en diferentes provincias. Entre esas superficies quemadas, principalmente bosques nativos, vegetación y montañas, sufrieron las consecuencias de las llamas una gran cantidad de animales.

La de Diego Maradona, con lamentables incidentes de por medio en su velorio en Casa Rosada, no fue la única muerte que conmovió al país.

El dibujante y humorista mendocino Quino, papá de Mafalda, la niña de clase media, intelectualizada y rebelde, falleció el 30 de septiembre a los 88 años y enlutó al campo de la cultura nacional que le rindió homenajes en reconocimiento a su aporte a la memoria social y política de la Argentina con reediciones, conversatorios y el bautismo de un parque, una plaza y un polideportivo con su nombre en Guaymallén, su ciudad natal.

Pero todavía faltaba más. Sobre el cierre de un año agitado, el oficialismo convirtió en ley la legalización del aborto en el Senado, la misma noche que sancionó en Diputados una discutida nueva fórmula de movilidad jubilatoria, dado que los haberes sólo tendrán un incremento real si suben los salarios y la recaudación por encima de la inflación.

Ciudad

Desde los primeros días del año se comenzó a sentir el humo irrespirable en Rosario, y lejos de cesar en marzo con la cuarentena por la pandemia del Covid-19, se agudizaron las prácticas de quemas en las islas, producto del combo explosivo de sequía, sobrepesca, quema de pastizales por ganadería y especulación, y una bajante histórica del río en el Delta del Paraná. En registros provinciales de Santa Fe se calcularon unas 330 mil hectáreas quemadas, cuya consecuencia aún se desconoce en la fauna del ecosistema. Mientras tanto, los registros de la calidad del aire en la ciudad detectaron que era cinco veces peor a lo que la salud humana puede tolerar.

El departamento Rosario registró hasta este miércoles 30 de diciembre 214 homicidios, lo que implica una suba de 27 por ciento frente a los 168 de 2019, según datos oficiales del Ministerio de Seguridad de la provincia y de Fiscalía. El año de la pandemia cierra con un salto en los crímenes en la ciudad y localidades vecinas. Si bien hubo un descenso en abril y mayo por la cuarentena, después los asesinatos superaron la marca anterior de 168 y se remontan a niveles de cinco años atrás. Además del aumento en el número de asesinados, la violencia superó todos los límites con el hallazgo de cuerpos descuartizados en contenedores y homicidios de bebés inocentes.

En el mientras tanto, la ciudad de Rosario registró 86 días de paro de Transporte Público de Pasajeros durante el 2020, dado que mes a mes se registraron demoras en el pago del salario de los choferes. Es por eso que el Concejo Municipal aprobó la emergencia del transporte impulsada por el intendente Pablo Javkin, quien evalúa una nueva fusión de líneas para reducir la circulación de kilómetros, lo que encubre un recorte de servicios y menos movilidad para los barrios de la periferia.

En cuanto a lo deportivo, los clubes de la ciudad decepcionaron. Leprosos y canallas no consiguieron el objetivo de meterse en Zona Campeonato de la Copa Maradona y juegan por nada. Mostraron poco juego, errores por doquier y dejaron demasiada pena en un torneo para el olvido.  El arribo de Cristian González traía armonía a Arroyito. Un DT de la casa, sin tantas presiones y con energías renovadas para apostar por los jóvenes. Poca billetera, el “no” de Ruben a su continuidad y los cambios constantes de dibujos fueron actores claves a la hora de ver el final de la película. Del otro lado, Mantuvo la base del torneo anterior y sumó a Nacho Scocco. El ambicioso 4-3-3 de Kudelka transmitía juego y solidez. Y gol por la llegada del ex River. Sin embargo, el largo parate y la falta de ensamble de las piezas le terminaron costando caro y la única alegría que tuvo fue ver a Messi vestido de rojinegro en el Camp Nou, en una imagen que dio vuelta al mundo.

La rosarina Nadia Podoroska desató un vendaval que, sin dudas, alcanzó ribetes celestiales: su gran despliegue en el circuito la colocó como la deportista argentina más valiosa de 2020. Y no es para menos: el efecto Podoroska superó límites insospechados, sobre todo después de la propia revolución francesa que provocó en Roland Garros, el torneo de sus sueños. La jugadora de 23 años inició la temporada en el puesto 258 del ranking WTA y la finalizó como 47ª. En el medio se transformó en la gran irrupción, no sin antes atravesar la cuarentena en su Fisherton natal, con entrenamientos físicos en la casa de su familia y peloteos contra un colchón. Las sistemáticas buenas actuaciones en su vuelta al circuito tuvieron la demostración más sublime en Roland Garros: se metió en las semifinales, contra todo pronóstico, después de superar los tres compromisos de la clasificación y derrotar en el camino, por caso, a la número cinco del mundo Elina Svitolina. Para comprender la dimensión del logro: en París registró un total de ocho victorias, una más que la campeona Iga Swiatek, quien la frenó en la instancia de las cuatro mejores.

El 2020 ha generado tristezas por doquier, en todos los órdenes. Una de las tristezas más grandes fue ver la falta de empatía por parte de un sector de la sociedad que, más allá de las muertes y del esfuerzo de los médicos por frenar el coronavirus, realizó fiestas masivas en las islas, en casa particulares y hasta al aire libre, ante la mirada pasiva y la inacción de los organismos de control del Estado.

Mirá también: Fiestas clandestinas: los rosarinos piden responsabilidad social y control estatal

Buenas noticias

En 2020, las noticias han estado dominadas por el miedo, el dolor y el estrés. Este año ha traído dificultades sin precedentes a comunidades de todo el mundo. Sin embargo, también hubo algunas historias verdaderamente inspiradoras. Muchos momentos de belleza, amor y alegría que no pasaron desapercibidos. Opacados por los grandes eventos, las buenas acciones y los avances científicos ocurren todos los días. Si bien es importante informar y recordar los eventos serios y trágicos de los últimos 12 meses, un balance de buenas noticias es útil para enfrentar cada nuevo día con propósito y fortaleza. Con la llegada del 2021, un fuerte sentimiento de esperanza flota en el aire. La llegada de las vacunas, un nuevo liderazgo y la oportunidad de abrazar a los seres queridos una vez más.

Fotograma en negro. Aparece un joven apuesto tocando el violín. Se prepara para dar un concierto en un auditorio. El público le ovaciona. Así arranca Hermann, el último corto de animación del estudio 23lunes inspirado en hechos reales y, en concreto, en la historia de Hermann Schreiber: un anciano con alzheimer que toca la armónica motivado por su enfermera, Tamara, cada tarde durante el aplauso de las ocho a los sanitarios.

No solo el coronavirus. Mientras se multiplican las vacunas contra el COVID-19 y aumenta el optimismo sobre un final cercano de la crisis sanitaria, noticias esperanzadoras llegan también desde el frente de la lucha contra la pandemia de VIH/sida, que golpea al mundo desde hace casi cuatro décadas: un prototipo de vacuna contra el Virus de Inmunodeficiencia Humana llegó a la última fase de ensayos por primera vez en 10 años. Se trata de una vacuna desarrollada por la farmacéutica belga-estadounidense Janssen en conjunto con la Red de Estudios de Vacunas para el VIH (HVTN por sus siglas en inglés) de los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH).

El coronavirus, cuya propagación en seres humanos se relacionó con un mercado húmedo en Wuhan, China, ha centrado su atención en el mercado mundial de vida silvestre. Esta situación nos ha puesto a repensar la manera en que interactuamos con los animales salvajes. En febrero, el gobierno chino dictó una resolución que sienta las bases para penalizar el uso de vida salvaje como alimento. Al forzar a las personas a quedarse en casa, la pandemia ha impulsado las reconexiones con la naturaleza. Los sitios web científicos para ciudadanos, que alientan a aquellos que no son científicos a observar e informar sus entornos, han experimentado un repunte de información; esto brinda un conocimiento invaluable para los proyectos. Por ejemplo, SciStarter conecta ciudadanos-científicos con proyectos de investigación activa y, desde 2019, la información aportada ha aumentado un 480 por ciento. Estos recursos pueden ser grandes tesoros para los investigadores, en especial para aquellos que han tenido que interrumpir sus trabajos de campo durante la pandemia.