Dirigentes, funcionarios y abogados se expresaron en torno a la sangrienta realidad que se vive en la ciudad. Ya son 16 crímenes en 14 días

La inseguridad ha sido un tema constante en todo el territorio santafesino en el último tiempo. Pero desde el 1º de enero a la fecha, el gran número de homicidios ha encendido las alarmas. Hasta el momento, se registraron 16 asesinatos en Rosario y otros ocho en Santa Fe. Es decir, 24 en 14 días.

CLG dialogó con algunos referentes de la provincia que realizaron un análisis sobre la preocupante situación: desde dónde viene y hacia dónde va. Además, otro tópico que generó controversia fue la decisión del jefe de la Policía de Santa Fe que habilita a los efectivos a llevar una bala «en recámara», es decir, lista para disparar.

Federico Angelini – Diputado de Juntos por el Cambio

«Es una situación delicada, muy crítica que marca el fracaso de la política en seguridad del Frente Progresista en 12 años», manifestó en primer lugar. A lo que añadió: » Luego, obviamente una falla profunda en cuanto a una reestructuración que es necesaria en la policía de Santa Fe, que no se hizo nunca y obviamente eso tiene sus consecuencias».

En esa misma línea, aclaró: «Estoy seguro de que la mayoría de los policías son buenos, el problema es que algunos están corrompidos por la capacidad que tiene el crimen organizado». A su vez, consideró que la «ideologización de la batalla criminal» es un problema.

«Ver al criminal como una víctima como lo hace la ministra de Seguridad de la Nación es un error claramente», disparó el diputado. Y agregó: «A este tema tenés que darle una batalla frontal, poner todos los recursos como policía, política y Justicia en contra del crimen organizado».

En cuanto a posibles soluciones, sostuvo: «Hay que dejar de hacer diagnósticos y hay que actuar, por eso proponemos que se presente un proyecto de Emergencia en Seguridad que no esté incluido en un proyecto con distintas emergencias, sino que se le dé prioridad exclusiva a ese tema. Así el ministerio tiene más herramientas para combatir el delito».

Por último, aseveró: «Hoy se están pagando las consecuencias de que no se hizo una transición como se debía, de que cada uno medía quién salía mejor parado o quién imponía sus condiciones. Hoy se está marcando el fracaso en la transición. Lamentablemente, esto tiene el trágico resultado de que muchos santafesinos están muriendo».

Carlos Del Frade –  Diputado del Frente Social y Popular de Santa Fe

«Esto es un contraataque político de las mafias narcopoliciales a los cambios que produjo Marcelo Saín en la policía», comenzó Del Frade. Así, profundizó: «Al descabezar a 40 oficiales, jefes de tropa y de unidad, cortó el flujo de dinero de las cajas negras policiales y eso generó casi una desesperación de resistencias en las bandas que liberaron la zona para que mucha gente dirima sus luchas, algunas personales, a los tiros».

El legislador hizo una diferenciación respecto al ataque en el casino City Center de Rosario: «Lo que pasó el sábado fue directamente un hecho terrorista». «La decisión de Guille Cantero de matar a cualquiera genera como efecto que cualquiera pueda ser asesinado y eso es un hecho terrorista», comentó.

«Es una especie de descenso a los infiernos, de retroceso a etapas históricas que han tenido los pueblos latinoamericanos como México, Colombia y Brasil, donde las bandas, cuando son cuestionadas por el poder político, responden metiéndole miedo a la población», analizó. Y resumió: «Es hacer terrorismo. Eso es nuevo, distinto, nunca había pasado».

Sobre los pasos a seguir, consideró: «Hay profundizar la limpieza de la Policía provincial y no caer en retroceso como son la decisión de llevar una bala en la recámara o traer a la Gendarmería y Prefectura como venimos haciendo de 2014 y que son un evidente fracaso desde entonces hasta hoy».

«Hay convocar a las grandes mayorías a una movilización en contra de las mafias para arrinconcar a las minorías y hacerles ver que por más de que tengan poder económico, son eso, minorías», resaltó. Por último, enfatizó: «Estamos en un momento donde la consigna es democracia o mafia. Claramente, la democracia tiene que ganar con el apoyo de la mayoría».

Carlos Cardozo – Concejal de Juntos por el Cambio

«La situación es definitivamente crítica», sentenció Cardozo. En esa línea, develó: «Por eso desde nuestro espacio pedimos que antes que cualquier otra emergencia hay que tratar la de seguridad». «Desde el 2015 al 2019, se habían articulado políticas de seguridad, de lucha contra el narcotráfico, de lucha contra otras mafias como la de los desarmaderos o del contrabando, que no tienen que ser dejadas de lado», continuó.

El edil declaró que hubo «cierta subestimación del ministro de seguridad de la provincia Saín de cómo podía ser su primer mes de gestión». «Está llevando adelante ciertas políticas que nosotros apoyamos, pero que hay que tomar todas las previsiones del caso para que no pase lo que está pasando», aseguró.

Entonces, explicó: «Coincidimos en que hubo y hay malos policías que tienen pactos con organizaciones mafiosas y criminales. Ahora para llevar adelante una política fuerte de combate contra eso hay que tener todas las variables total y absolutamente previstas». «En este caso, hay cuestiones que no se previeron y por eso estamos viviendo esta gravísima situación», indicó.

Por último, fue muy duro al hablar de la ministra de Seguridad nacional y enfatizó: «En lugar de estar pidiendo que se vuelva a realizar la pericia de Nisman o que se reabra el caso Maldonado, Frederic tendría que estar en Rosario. Tendría que estar en estos momentos encabezando la llegada de las fuerzas federales». «Basta de una ministra de seguridad ausente, exigimos que esté en Rosario, coordine con la municipalidad, coordine con la provincia y se ponga al frente de la emergencia que se está viviendo», cerró.

Arturo Araujo – Abogado, integrante del Foro Regional Rosario

«Todo esto comienza con el discurso que da el gobernador Perotti cuando asume, donde todo el tema de la seguridad, principalmente en las ciudades de Santa Fe y Rosario es motivo de preocupación y severidad», comenzó Araujo, al tiempo que aclaró que es visible los conceptos que tiene el mandatario sobre la gravedad del estado de la Policía y «el compromiso muy severo que tiene toda la organización del Ejecutivo y de la Justicia».

En este sentido, Araujo destacó la figura de Marcelo Saín como ministro de Seguridad, a quien describió como el indicado para ocupar ese lugar, ya que «demostró ser una persona capacitada para el cargo, como no hemos tenido antes en la provincia». Además, cuestionó a sus antecesores al afirmar: «Se trata de una persona con gran conocimiento en el tema de la seguridad. Con anterioridad se improvisó absolutamente».

En relación a la ola de homicidios que se desató en los primeros días del año, Araujo analizó: «Con este cuadro de situación, el ministro de Seguridad adoptó una serie de medidas que, desde mi punto de vista y para ser gráficos, significaron patear un hormiguero. Patear un hormiguero en materia de seguridad significa afectar intereses, intereses de las mafias, de la delincuencia organizada y estas son las reacciones propias de un hormiguero cuya tranquilidad ha sido alterada. Las hormigas salen entonces a picar y a matar. Evidentemente, lo hacen para que el gobernador y sus ministros se replieguen».

Por eso, el reconocido letrado consideró muy importante que los civiles que están de acuerdo con que el tema de la seguridad es grave e importante, se encolumnen respecto de estas gestiones que están llevando a cabo el gobernador y sus ministros. «Lo más grave de todo es que en este caso, como en tantos otros, la población, la comunidad, las entidades intermedias, permanecen silenciosas, calladas y esto no puede ser», aseguró.

«Desde el Foro Regional Rosario ya nos hemos expedido hace tiempo y el Dr. Ignacio Del Vecchio y quien le habla, como ex presidentes del Colegio de Abogados, hemos manifestado nuestra solidaridad tras el ataque contra la vivienda del gobernador, el ataque al Ministerio de Seguridad y a la Justicia. Son todos actos que procuran que se cambie el rumbo, que nada pase, que quede todo como entonces. Es el momento en el que todos, como sociedad civil tenemos que salir a sostener estas acciones que consideramos valiosas, valientes», expresó con determinación.

Consultado por CLG sobre la decisión del gobierno santafesino de permitirles a los agentes de policía tener una bala en la recámara de sus armas, lista para ser disparada, Araujo opinó que «como civil y persona pacífica que no lleva armas, no le atribuyo ninguna importancia al tema de la bala en la recámara». Y añadió: «Es un mensaje dirigido a la delincuencia, no a la comunidad, no refiere a un gatillo fácil, sino a poner de manifiesto que hay una decisión de enfrentar el delito. Un delito se trata de prevenir y si no hay más remedio hay que salir a confrontarlo. Yo no le doy ninguna entidad, sí se la doy a la decisión política del gobernador y a las acciones que ha emprendido el ministro de Seguridad».