Ocurrió en Saavedra, Buenos Aires. Las sospechas apuntan a un jardinero que trabajó en su casa

Una mujer de 71 años fue encontrada muerta en su casa de Saavedra, Buenos Aires. La imagen era tétrica: había sido asesinada a golpes y la hallaron atada y con un pañuelo en la boca. A la llegada de los efectivos policiales, la puerta estaba abierta.

Según las primeras informaciones, el cuerpo estaba tirado boca abajo en el piso del comedor, con sus manos atadas y con un pañuelo que le tapaba la boca a la víctima. A simple vista la habían matado a golpes y llevaba muerta unas 72 horas, informó Télam.

La principal sospecha apunta a un jardinero que estuvo trabajando allí a principios de enero. Buscan cámaras de seguridad para lograr identificarlo. En tanto, vecinos contaron que era común que la mujer hiciera ingresar a personas que no conocía, de acuerdo a lo que publicó TN.

Según las primeras pericias en la escena del crimen, los accesos de la vivienda no habían sido violentados sino que estaban cerrados sin llave y el único lugar que encontraron revuelto fue el dormitorio de la víctima.