Representantes del sector mantuvieron una reunión con autoridades de la Unidad Regional II y advirtieron sobre una zona de «incesante peligro», tras el asesinato de Gerónimo Escobar

En medio de la medida de fuerza que lanzaron por el crimen de un colega, los taxistas rosarinos mantuvieron este jueves una reunión con autoridades de la Unidad Regional II de Policía para analizar soluciones a la ola de violencia y de hechos delictivos que sufren los conductores en diferentes zonas de la ciudad.

El encuentro se desarrolló en la sede de Jefatura, en Ovidio Lagos al 5200, con la presencia del jefe de la Policía local, Danilo Villán, quien al término del encuentro se comprometió a reforzar los corredores seguros, incorporar más personal en las zonas más inseguras y mantener una comunicación más directa y personal con los taxistas.

En representación de los taxistas, estuvieron Marcelo Díaz de la Cámara de Titulares de Licencias de Taxis (Catiltar), Mario Cesca de la Asociación de Titulares de Taxistas Independientes (Atti) y Horacio Yanotti del Sindicato de Peones de Taxis.

«Sabíamos que era una zona de recurrente peligro, de robos con las mismas características y si a lo mejor se hubiese reforzado la zona con más seguridad se hubiera evitado esta desgracia», puntualizó Yanotti, tras salir de la reunión.

Yanotti sostuvo: «No nos vamos del todo conformes, pero al menos destacamos la fluidez en la comunicación, que era algo que veníamos reclamando en los últimos tiempos. Contamos con alguna información que para ellos (la policía) sería vital y se hubiese evitado lo que pasó esta mañana. Ahora nos ofrecen refuerzos en los corredores seguros y mayor vigilancia».

 

Fotos: Diario La Capital