Se trata de comidas que se consumen diariamente y que pueden tener un gran efecto

Hay una serie de alimentos que las personas consumen en su vida cotidiana y que, en exceso, pueden tener un impacto directo en el envejecimiento de las personas. Afectan la elasticidad y tonicidad de la piel y al organismo en general.

Las formas para retrasar el envejecimiento de la piel son uno de los principales intereses de los consumidores de productos cosméticos. Y si bien son muchos los factores que provocan que la piel luzca ajetrada con el paso del tiempo, la alimentación es uno de los principales y puede contrarrestarse seleccionando mejor qué comer.

Los diez alimentos que más envejecen a las personas:

Bebidas azucaradas

Este tipo de bebidas tiene un alto contenido en azúcares que provoca que las células mueran rápidamente y entonces causa un envejecimiento progresivo. Una alternativa es cambiarlo por jugos de frutas naturales.

Grasas trans

Son alimentos que van en contra mano de todo lo considerado saludable. Están en la mayoría de las comidas procesadas. Lo que hacen es aportar calorías vacías y algunas veces pueden obstruir arterias. Se recomienda sustituirlos con productos que tengan girasol de alto esteárico alto oleico (AEAO) porque permite obtener grasas sólidas.

Sal

La utilización de la sal en exceso deviene directamente en un rápido aumento de la tensión arterial. Eso provoca una reducción en la producción de colágeno y eso deriva en el envejecimiento prematuro. Este producto puede ser reemplazado con moderación por sal no refinada y especias.

Azúcares

Su consumo en exceso acelera el envejecimiento y hasta puede provocar enfermedades como la diabetes. Tiene un efecto directo en los vasos sanguíneos reduciendo la elasticidad de la piel. Una alternativa saludable es el consumo de frutas frescas que tienen azúcares naturales.

Café

La infusión provoca un efecto deshidratador en el organismo. En exceso puede causar que la falta de hidratación afecte de forma directa a la tonificación de la piel. Se recomienda consumir café de cereales ecológicos u otras infusiones como el té.

Alcohol

Provoca una deshidratación severa, sumado a sus efectos ya sabidos que son muy perjudiciales para la salud. Tomar agua puede ser una buena alternativa.

Picante

Este tipo de comida dilata los vasos sanguíneos lo que favorece su ruptura. Esto provoca que la piel pierda elasticidad, tonificación y color natural. La sal de especias es una buena opción para los que aman los sabores extremos.

La carne roja

La ingesta máxima recomendada de carne roja es de dos veces por semana. Este alimento es rico en carnitina. La sustancia en exceso causa endurecimiento de los capilares y como consecuencia afecta al envejecimiento prematuro. El huevo, las legumbres o el pescado azul pueden ayudar para reducir el consumo.

Hidratos refinados

Los carbohidratos simples tienen un índice glucémico alto. Esto favorece la ruptura de la elasticidad de la piel y los músculos. Los fideos integrales por ejemplo pueden ser una alternativa interesante y más beneficiosa para la salud.

Colorantes

Se trata de aditivos artificales que contienen sulfitos, una sustancia que afecta directamente a los vasos sanguíneos. Sobre todo, tienen un efecto a las ramificaciones que llegan a la piel, provocando una pérdida de elasticidad y causante de las arrugas prematuras. Lo mejor es cambiarlo por sabores naturales.

Comentarios