Ciudad

Shopping Alto Rosario: locatarios reclamaron apertura en la puerta del centro comercial


Aseguran que es muy complejo abonar los sueldos con esta situación de restricciones y esperan poder abrir para el Día del Padre

Locatarios del shopping Alto Rosario reclamaron este mediodía su apertura en la puerta del centro comercial, en el ingreso principal sobre calle Junín. Alrededor de 100 personas, entre dueños y empleados, se hicieron presentes en el lugar.

Aseguran que es muy complejo abonar los sueldos con la situación actual de restricciones por la pandemia y esperan poder abrir para las ventas del Día del Padre.

“Los shoppings cumplimos de manera estricta todos los protocolos: alcohol en gel, toma de temperatura, control de uso de barbijos, distanciamiento, todo. Encima hacemos un doble control, porque se realizan en el ingreso al centro comercial y después dentro de cada local. Entonces tenemos la tranquilidad de que podemos abrir y trabajar cuidando a los clientes y a los empleados. No entendemos porque seguimos cerrados”, describió la gerente de Alto Rosario Shopping, Guillermina Gasparini.

En la misma línea, aseguró que “ya no hay margen, los locatarios de los shoppings de la ciudad son personas que decidieron invertir en Rosario y ahora van a tener que ir cerrando porque la situación es muy complicada”.

“Contando todos los shoppings de la ciudad la situación afecta a más de siete mil personas, son familias enteras que necesitan trabajar y tener ingresos. El pedido es abrir para el Día del Padre, necesitamos vender para esta fecha, por eso hacemos este reclamo pacífico pidiendo la reapertura con los protocolos correspondientes”, cerró Gasparini.

Por su parte, Leonardo Fernez, uno de los locatarios, destacó que “la situación no se puede sostener más, hay pérdidas ya asumidas y el costo de inversión para seguir adelante es altísimo, se necesita abrir de manera urgente”.

“Hay muchas familias en esto, nosotros invertimos en una franquicia para darle trabajo a familias de Rosario y hoy no podemos continuar”, se lamentó.

Asimismo, resaltó “los protocolos internos de cada local, se trabaja con burbujas de empleados para que no tengan contacto entre sí”.

“Queremos igualdad en las condiciones, hay locales en el centro trabajando y hasta una galería habilitada como shopping que está abierta. Nosotros estamos listos para abrir y tenemos el mismo derecho. Seguimos pagando impuestos y sueldos sin ningún aporte del Estado”, reclamó.

Por último, Fernez detalló que “la semana que viene es una de las tres que más se trabaja en el año junto con el Día de la Madre y Navidad”, por lo cual están pidiendo poder abrir para no perder las ventas del Día del Padre. “El año pasado nos permitieron el viernes recién, es una vergüenza”, concluyó.

Por su parte, Indiana Bárbaro, propietaria de Nails & Co, también se hizo presente en la puerta del Alto Rosario reclamando su apertura. “Desde 20 de mayo estamos cerrados, sin facturar, teniendo que pagar sueldos e impuestos. Entiendo que limiten espacios de paseo o recreación pero nos podrían dejar vender como en cualquier otro comercio de la ciudad”, afirmó.

“El Estado no nos ayudó absolutamente nada, hablaron de asistencia económica, pero recién después del día 15 y los empleados, con justa razón, nos piden que le abonemos los sueldos antes del 10. Uno tiene que buscar dinero de donde sea. El año pasado la ayuda del gobierno fue totalmente insignificante, el locatario termina perdiendo siempre”, disparó.

Conjuntamente, señaló que aún no saben si van a poder abrir la semana que viene: “Es una fecha importantísima para facturar, nos sirve para pagar aguinaldos”.

“No tiene lógica y sentido porque hay otros centros comerciales que los dejan abrir y puedo asegurar que no hay otro lugar que se acaten los protocolos como en el shopping. Estamos mucho más protegidos acá que en cualquier local del centro”, cerró Bárbaro.