La reina Isabel II convocó el encuentro para discutir el nuevo rol de los duques de Sussex

La reina de Inglaterra, Isabel II, convocó para este lunes a una reunión urgente de miembros de la realeza en la casa de campo de Sandringham, en el condado de Norfolk, al noroeste del país, para discutir un nuevo rol para el duque y la duquesa de Sussex, el príncipe Harry y su esposa Meghan Markle.

La pareja desencadenó una crisis en la familia real al anunciar la semana pasada que dejaría de cumplir con sus obligaciones y pasaría más tiempo en Canadá. De la reunión participarán también el hijo de la monarca, el príncipe Carlos, y sus nietos, los príncipes William y Harry, con el fin de buscar una solución para definir en qué términos se producirá esa salida, calificada por los medios británicos como «Megxit».

Se espera que Meghan se una por teléfono desde Canadá, donde se encuentra actualmente con su hijo Archie y que utilice la aplicación de Whatsapp para intercambiar estrategias con su esposo. Esta será la primera vez que Harry se enfrente a una reunión cara a cara con miembros de la familia real desde que junto a Meghan difundieran la decisión de renunciar a sus roles reales.

La pareja no consultó sobre su decisión a la monarca británica ni a ningún otro miembro de la realeza, y publicó el anuncio en la red social Instagram y en su propio sitio web, causando conmoción y sorpresa en todo el Reino Unido. En su mensaje, Harry y Meghan explicaron que quieren ser «económicamente independientes» y propusieron renunciar al «Subsidio Soberano», que el gobierno paga anualmente para apoyar a la Familia Real en sus deberes oficiales, originado en el aporte de los contribuyentes.

Comentarios