Política

Bielsa propone un «acuerdo nacional» para «regularizar los asentamientos populares»


La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat advirtió que "el modelo actual expone una enorme deuda social"

La ministra de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa, se manifestó partidaria de un «acuerdo nacional» sobre el desarrollo de villas y asentamientos populares en el país, para ponerlos en condiciones «dignas de vivienda y cumplimiento de los derechos» y advirtió que «el modelo actual expone una enorme deuda social».

En una entrevista con ,la agencia de noticias Télam, Bielsa propuso un «criterio de reequilibrio territorial» para los habitantes de esas barriadas que, según el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap), son 4.416 en todo el país y donde viven «más de 4 millones de personas».

«La mitad no tiene el título del suelo y tampoco acceso a al menos dos servicios básicos como agua o energía», advirtió la funcionaria.

Asimismo, señaló que a raíz de la pandemia de coronavirus «nada va a ser lo mismo después de esta situación que le ha pasado a Argentina y al mundo y tiene que ser eje de un acuerdo nacional» para «regularizar los asentamientos populares», uno de los sectores con mayores niveles de contagio.

En ese aspecto, propuso que «si se consolida el Consejo Económico y Social uno de los grandes temas tiene que ser un plan nacional de mediano o largo plazo para trabajar sobre las áreas irregulares, fundamentalmente para que puedan tener condiciones dignas de vivienda y, sobre todo, cumplimiento de los derechos».

«Ese es un derecho que la Argentina aún no ha podido alcanzar», reflexionó y explicó que «siempre es un tema que está en agenda y tiene que ver con una pregunta que no podemos dejar de hacernos y es ¿cuánta injusticia estamos dispuestos a tolerar?, una pregunta que se tiene que hacer el país».

En paralelo, Bielsa consideró que el Estado «debe tener un rol preponderante» y no sostenerse en el «sistema financiero»; y señaló que su plan es construir 30.000 viviendas -entre los planes a terminar y otros a construir-; impulsar una ley de suelo urbano y ejecutar -durante la pandemia- un programa para ayudar a mitigar los efectos económicos y, a la vez, que sirva a la reactivación económica.

En el marco de un abanico de proyectos, contó que prepara un relanzamiento del programa Procrear, presentado días antes del aislamiento social y obligatorio, con otras versiones a las ya conocidas y también desarrollos urbanísticos para llegar a la clase media y a la clase baja.

El Procrear, lanzado en marzo, tiene dos modalidades: uno para la construcción y refacción de viviendas, que incluye 100.000 préstamos individuales para construcción, ampliación y refacción; y otro de una nueva línea de rápida implementación destinada a pequeñas refacciones y mantenimiento hogareño, con 200.000 créditos de hasta $30.000 cada uno.

Al mismo tiempo, Bielsa recordó que en las últimas semanas se firmaron convenios para los programas «Argentina Construye» y «Argentina Construye Solidaria», con las provincias de Formosa, Misiones, Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos.

«El Argentina Construye es un programa federal que tiene el objetivo fundamental de tener una tarea vinculada a la contingencia de las sucesivas salidas de la situación de aislamiento y la reactivación económica y la generación de puestos de trabajo», explicó.

En cuanto al plan Argentina Solidaria, apuntó que es un programa de «subsidios para 4.000 instituciones, dirigido a la asistencia durante la pandemia para todas las organizaciones de la comunidad que están acompañando al país en esta situación, como comedores comunitarios, las instalaciones de los curas villeros, clubes e instituciones no gubernamentales».

Además, Bielsa anticipó que próximamente se pondrá en práctica la Planificación Nacional de Suelo Urbano, que fija pautas normativas que tienden a «lograr presupuestos mínimos a garantizarse en el uso y planificación del territorio por parte de las provincias y los municipios».

Ese plan será de una «enorme innovación ya que dispone de un recurso que el país tiene y se le dificulta al que necesita acceder a su vivienda o proyecto familiar, consolidar el habitat», dijo y por eso deberá contemplar el «aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, económicos, sociales y culturales, promoviendo ciudades compactas, equitativas y sostenibles».

En otro tramo de la entrevista, Bielsa destacó que su área «tiene que tener un rol preponderante para crecer equlibradamente como país y reducir el déficit habitacional en múltiples variables, a través de los ejes tierra, techo y trabajo».

Por eso, consideró «muy importante remarcar el rol de la industria de la construcción, ya que es tremendamente potente, y siempre tuvo un lugar preponderante en la articulación de la mano de un Estado que sabe donde quiere ir y planificar».

Por último, contó que junto a la provincia de Buenos Aires y los municipios de Avellaneda y Quilmes están trabajando ante el pedido presidencial de urbanizar la Villa Azul, que cobro notoriedad en las últimas semanas ante la aparición de casos de coronavirus, por lo que fue aislada.

«Estamos priorizando todos los aportes que se pueda hacer. En Villa Azul hay de un lado un sector urbanizado en Avellaneda y del otro lado un sector sin urbanizar en el municipio de Quilmes, que cambia la vida de una familia», concluyó la ex candidata a gobernadora por la provincia de Santa Fe.