Región

Allanaron a un alto jefe policial de la provincia y fue separado de la fuerza


El jefe de la División Contrainteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI), Alejandro Druetta, fue allanado este viernes en el marco de una investigación federal ligada a un narcotraficante detenido. Fue desplazado de su cargo.

La Policía de Investigaciones allanó esta tarde el domicilio del exjefe de Inteligencia provincial de la Dirección General de Prevención y Control de Adicciones (ex Drogas Peligrosas) y actual titular del área de Contraintelgencia de la Policía de Investigaciones (PDI), Alejandro Druetta, cargo del que fue desplazado de manera preventiva. El operativo fue solicitado por el fiscal federal nº 2 de Rosario, Claudio Kishimoto, y ordenado por el juez federal Carlos Vera Barros, en suplencia del titular del Juzgado Federal N°4, Marcelo Bailaque.

Según informó en exclusiva el periodista Hernán Funes en Telenoche (El Tres), dos de esos allanamientos se concretaron en el domicilio de Druetta y en la oficina ubicada en el ex Batallón 121 de Rosario. Los otros tres puntos están vinculados al entorno del comisario.

Las fuentes aclararon que si bien no hay orden de detención contra Druetta, si la investigación avanza podría ser citado a prestar declaración indagatoria.

Mientras tanto, sí ordenaron secuestrar celulares, computadoras y otros elementos que pudieran servir a la investigación que lo vincula a la actividad de un detenido por narcotráfico de peso en la provincia de Santa Fe.

Se trata de Ignacio «Ojito» Actis Caporale, quien irá a juicio por liderar una banda de comercialización de droga. El joven estuvo prófugo hasta diciembre de 2016 cuando fue detenido en el marco de una carrera de autos en Buenos Aires.

Quién es Druetta

Alejandro Druetta fue jefe de inteligencia de la ex Drogas Peligrosas y tiene un historial con claroscuros. Tiene quienes lo respaldan, como el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro. Druetta fue el responsable de un controvertido procedimiento que sirvió para imputarlo a Ascaíni en el juicio referido y también vincularlo a Hugo Tognoli.

Fue un operativo en el que alegó haber detenido con un pan de un kilo de cocaína y un arma de fuego en su auto a Ascaíni el 8 de mayo de 2012, en el cruce de las rutas 90 y 94, cerca de la localidad de Chapuy. En ese momento acababa de hacerse cargo de la Brigada Operativa de Drogas Peligrosas de Venado Tuerto en el gobierno de Antonio Bonfatti.

Pero también tiene sus detractores en otras fuerzas policiales. Incluso tuvo investigaciones por enriquecimiento ilícito que nunca prosperaron.