Argentinos y uruguayos expresaron su repudio luego de que se difundiera un video en el que se ve como un cordero es arrojado a una pileta desde un helicóptero

Este martes se conoció el video en el que se ve cómo un cordero es arrojado a una pileta desde un helicóptero, en la propiedad que el empresario Federico Álvarez Castillo tiene en Punta del Este, Uruguay.

Tanto el dueño de Etiqueta Negra como su esposa, la modelo Lara Bernasconi, intentaron despegarse del hecho al afirmar que se trató de «un chiste entre amigos».

Sin embargo, las voces de repudio e indignación no pararon de multiplicarse. ¿Cómo calificarías a los autores de la ‘broma’?

Comentarios