Grabois: «A nadie se le puede ocurrir que un dirigente vaya a romper silobolsas»