Fuego y humo en las islas: «Se necesita mucha más presencia del Estado nacional»