El Papa Francisco y el presidente de Italia reivindicaron el rol del personal sanitario