El Senasa autorizó el transporte de animales vivos y otras cargas, excepto alimentos