Berlusconi se alía con la Liga Norte y acentúa su xenofobia