La OMS advirtió que el mundo debe estar preparado para futuras pandemias aún «más severas»