Arzobispado de Buenos Aires

Para la Iglesia se vive una «situación social difícil y complicada»