Dos escuelas rosarinas lanzaron colecta para ayudar a las comunidades wichi