Desde la UIA advierten que el sector está en una «situación delicada»