El Cirque du Soleil levantó su imponente carpa en el Autódromo