De Haití a Rosario: miles de historias empujadas por la ilusión de progresar