Desde el gobierno, se mostraron sorprendidos por la medida que impulsa Estados Unidos e intentarán negociar para cancelarlo

El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, se mostró sorprendido por la decisión del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de restituir los aranceles a las importaciones de acero y aluminio desde Argentina y Brasil.

«Fue un tema inesperado, no existía ninguna señal ni hacia nuestro gobierno, ni hacia el de Brasil, ni al sector privado, respecto a cambios en el acuerdo con Estados Unidos», señaló Sica en declaraciones a Télam.

El funcionario, sorprendido por la decisión del primer mandatario norteamericano, indicó que una vez conocido el tuit de Trump ser reunió inmediatamente con el canciller Jorge Faurie para analizar el curso de acción.

«A partir de ese tuit nos reunimos con el canciller Faurie y estamos trabajando tratando de tener más precisiones, incluso hemos llamado a la embajada de Estados Unidos», aclaró. Las medidas inmediatas pasan por ponerse en contacto con autoridades de comercio exterior del gobierno norteamericano e incluso se habló con el embajador Fernando Oris de Roa.

«Estamos activando todos nuestros contactos en Washington para tener alguna precisión más. No sabemos cuál es la magnitud de esa declaración ni cómo impacta en los acuerdos vigentes», explicó Sica.

En tal sentido, añadió que «en el sector privado estaban en ascuas con respecto a esto y ya empezaron a evaluar el impacto sobre niveles de producción, a la vez que activan sus contactos internacionales con las cámaras representativas».

«En el caso que esto cambie las condiciones del acuerdo vamos a evaluar el impacto que podría tener en nuestro comercio para el año que viene, contemplando que las exportaciones de acero y aluminio rondan los US$ 700 millones anuales», concluyó Sica.

Comentarios