Política y Economía

Rossi condenó que las islas Malvinas sean parte de «un enclave militar» para Gran Bretaña


El ministro de Defensa sostuvo que tiene una importancia geopolítica estratégica para esa potencia militar

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, condenó hoy que las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur sean parte de un «enclave militar» de Gran Bretaña y sostuvo que significan para esa nación «mucho más que la pesca o el potencial de hidrocarburos».

«Malvinas tiene una importancia geopolítica estratégica para esa potencia militar, el enclave militar, su mirada sobre el Estrecho de Magallanes, sobre el mar de Drake, el hecho de que la base militar que existe hoy en Malvinas contenga tantos soldados como habitantes, como isleños, muestra claramente lo que estoy diciendo», aseguró Rossi.

«Los ejercicios militares que se realizan claramente ofensivos para nuestro país dan muestra de la importancia que tiene desde el punto de vista geopolítico para Gran Bretaña, esta situación que acabo de describir», detalló el ministro de Defensa al conmemorarse hoy el Día de la afirmación de los derechos argentinos sobre las islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, y los espacios marítimos circundantes.

«Gran Bretaña imagina un dominio de su Armada Real que tiene puntos de asiento en la isla Ascensión y en Malvinas y con eso tener una hegemonía por decirlo de alguna manera navegando sobre el océano Atlántico, por eso nosotros denunciamos permanentemente esta situación», sentenció Rossi.

«Los ingleses escudados en que hace 39 años Argentina invadió Malvinas lo que han desarrollado ahí es una potencia militar de magnitud», agregó el funcionario.

«Con su mirada del Estrecho de Magallanes, el Mar de Drake y la Antártida Argentina claramente en el Atlántico Sur, intentan tener una presencia que de no estar intrusando parte de nuestro territorio soberano no lo tendrían», sostuvo Rossi.

«En síntesis, después de 39 años para los ingleses pareciese que la guerra terminó ayer porque siguen con la misma política que acabo de describir y además cada vez que Argentina intenta comprar equipamiento para sus fuerzas armadas con el solo hecho de traer un tornillo ingles, algún tipo de equipamiento de parte de ese material bélico que sea de origen británico es invalidado y es obturada la compra para nuestro país, manteniendo el mismo embargo que mantuvieron después, a los años subsiguientes del conflicto», cerró el ministro de Defensa.