António Guterres, secretario general de la ONU, dejó una advertencia en la Conferencia de la Juventud y antes de la cumbre climática mundial

El secretario general de la ONU, António Guterres, señaló hoy que «necesitamos bajar las emisiones de dióxido de carbono para evitar la catástrofe», durante la clausura de la Conferencia de la Juventud (COY15) celebrada hoy en Madrid en el marco de la cumbre climática mundial (COP25).

Guterres afirmó que la cumbre de Madrid debe ser «más ambiciosa contra el cambio climático» porque la crisis es evidente y agregó que para reducir la emisión de gases de efecto invernadero se necesita «voluntad política», indicó la agencia EFE.

El acto se realizó en la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte (INEF) de la Universidad Politécnica de Madrid y contó con la presencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, junto a su homóloga chilena Carolina Schmidt.

Guterres advirtió hoy que «el punto de no retorno está a la vista» en materia de cambio climático.

La cumbre reunirá a delegaciones de casi 200 países, medio centenar de jefes de Estado, Gobierno y organismos multilaterales, con el objetivo de «impulsar una lucha global más ambiciosa contra la crisis climática».

«Ya no es un problema a largo plazo. Los cambios climáticos están ocurriendo mucho más rápido de lo que avanza la humanidad para frenarlos, y pronto será demasiado tarde para escapar», dijo Guterres, citado por EFE.

El secretario general agregó que durante «muchas décadas» la especie humana «estuvo en guerra contra el planeta, que ahora contraataca».

«Mi mensaje no es de desesperación, sino de esperanza para hacer frente a nuestra guerra contra la naturaleza, que tiene que parar», aseguró, y recordó que los científicos plantearon la necesidad de no superar un calentamiento global por encima de 1,5 grados en este siglo para «evitar consecuencias catastróficas».

Comentarios