Entre los ejemplares había tres gatos del monte, un caraguay y un halconcito colorado

El gobernador jujeño, Gerardo Morales, participó este viernes de la liberación de tres gatos del monte, un caraguay, un halconcito colorado, una garza bruja y una osa melera, animales silvestres que fueron rescatados y rehabilitados en el Centro de Atención de Fauna Autóctona de Jujuy (Cafaju).

Los ejemplares recuperados formaban parte de unos 70 animales que se alojan en el predio de rescate dependiente del Ministerio de Ambiente de la provincia de Jujuy, ubicado en la ciudad de El Carmen.

«Se trata de cuidar la vida», remarcó el mandatario jujeño al dar vía libre a los animales y reivindicó los «esfuerzos enfocados en preservar y curar a los animales silvestres para devolverlos a su hábitat natural y vivir libremente».

En la jornada se liberaron tres gatos del monte, un caraguay, un halcón colorado, una garza bruja y una osa melera, que fueron recuperados en el Cafaju, actividad que se inscribe además en el marco del Día Mundial de la Educación Ambiental a celebrarse el próximo 26 de enero.

Morales enfatizó el «fuerte trabajo con la biodiversidad, puesto que somos una de las provincias que más áreas protegidas tiene (38% del territorio) y los mayores espacios de biodiversidad para los cuales Cafaju cumple en rol central».

El caraguay, una hembra adulta que llegó el 20 de noviembre del 2019 con un peso por «debajo de lo normal, recibió una dieta para que recuperar su peso y para acumular grasa, elemento necesario para estos animales en la época de frío cuando entran en estado de hibernación», indicaron los profesionales.

Uno de los gatos de monte macho llegó el 19 de julio del 2019; había ingresado a un gallinero en Puesto Viejo y fue golpeado y lastimado, quedando muy delicado en términos de salud.

El otro gato de monte macho llegó en diciembre del 2019 de la zona de El Carmen, «había sido atropellado, y a que se encontraba golpeado y herido».

Por su parte la hembra de gato montés llegó con menos de dos meses de vida. Estaba sin la madre. En el Cafaju «se logró que desarrolle el instinto de silvestría».

Por otro lado, la garza bruja llegó del Parque Botánico en diciembre del 2019, «en un estado juvenil muy prematuro, todavía no volaba y estaba bastante asustada».

A su vez el halcón colorado llegó a principio de enero del 2020, siendo juvenil casi adulto, sin poder volar. Finalmente, la osa melera llegó el 2 de noviembre del 2019, con «un peso por debajo de lo normal».

El acto contó con la presencia de la ministra de Ambiente provincial, María Inés Zigarán; la secretaria de Biodiversidad y Desarrollo Sustentable, Verónica Sato; el director de Protección de la Biodiversidad y Áreas Protegidas, Daniel Zenón; equipo técnico del CAFAJU y del instituto Minka, entre otras entidades.

Comentarios