Mundo

Incidentes en Berlín en una marcha contra las restricciones por el coronavirus


Pese a la prohibición de las autoridades, los negacionistas del movimiento Querdenken realizó numerosas protestas en la capital alemana

Casi 600 personas fueron detenidas este domingo en Berlín durante protestas no autorizadas contra las restricciones para frenar la pandemia de coronavirus, en las que también resultaron heridos más de 10 policías, informaron fuentes oficiales.

«Hasta este momento, han sido detenidas casi 600 personas, se trata tanto de detenidos provisionalmente para la identificación, como de detenidos por infracciones graves», detalló el vocero de la policía berlinense, Thilo Cablitz, citado por la agencia de noticias Sputnik.

Cablitz agregó que entre los policías hay más de 10 heridos y que aún mantienen los dispositivos de seguridad en Berlín ante intentos de algunos manifestantes.

Este domingo, pese a la prohibición de las autoridades, los negacionistas del movimiento Querdenken (Libres pensadores), principal voz crítica contra las restricciones sanitarias en Alemania, realizó numerosas protestas en Berlín.

El movimiento Querdenker congrega miembros de extrema izquierda, conspiracionistas, antivacunas e incluso militantes de extrema derecha y sus manifestaciones atraen a miles, incluso decenas de miles de personas, y algunas terminan en violencia.

En medio de un ascenso en la incidencia de casos de coronavirus, la justicia había prohibido varias de las manifestaciones que Querdenken había organizado este fin de semana, entre ellas la de Berlín, donde se desplegaron más de 2.000 policías.

Algunos manifestantes lucían pancartas con mensajes como «Libertad» o «No a la dictadura del corona», y muy pocos de ellos usaban tapabocas en medio de la multitud, informó la agencia de noticias AFP.

La policía fue cortando la circulación en varias plazas y calles para impedir las concentraciones, y en aquellos casos donde estas medidas no prosperaron, disolvió las protestas con detenciones aisladas y otros métodos.

Los actos reunieron aproximadamente a más de 5.000 personas, aunque por el momento es difícil precisar su número total, dado que los manifestantes «nunca se han congregado en un mismo lugar, sino que han estado desplazándose de un lugar a otro en todo momento», expresó Cablitz.

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI), ente gubernamental de investigación responsable del control y prevención de enfermedades, la incidencia acumulada en siete días continuaba hoy en ascenso y se ubicaba en 17,5 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes.

Ayer, el valor había sido de 16,9 y en el mínimo más reciente, el 6 de julio, de 4,9.

La incidencia sirvió hasta ahora como base para la imposición de muchas restricciones en la pandemia, pero en un futuro se tendrán más en cuenta otros valores, como los ingresos hospitalarios.

En las últimas 24 horas, las autoridades sanitarias de Alemania reportaron al RKI 2.097 casos de coronavirus, una cifra mucho mayor en comparación con las 1.548 contagios reportados hace una semana, y una muerte.

En este contexto, Alemania comenzó hoy a exigir que todos los viajeros mayores de 12 años que ingresen en su territorio un certificado de doble vacunación, un certificado de enfermedad superada o un resultado negativo en un test de antígenos o PCR.

El ministro del Interior, Horst Seehofer, precisó que habrá controles puntuales en las fronteras para evitar atascos kilométricos en el tráfico de vacaciones.

Los que no tenga un test negativo podrían ser puestos en cuarentena y enfrentarse a «fuertes multas», advirtió, pero se pronunció en contra de aumentar la presión sobre quienes se niegan a vacunarse con más medidas.

Solo una de cada cuatro personas no inoculadas quiere inmunizarse contra el coronavirus, arrojó una encuesta realizada por el Instituto Insa para el diario Bild am Sonntag, y la principal razón entre el 67% que la rechaza es por la falta de confianza.

Desde el comienzo de la pandemia, el RKI contabilizó más de 3,7 millones de casos, aunque el número total real es probablemente mucho mayor, ya que muchas infecciones no se detectan, y 91.659 decesos.