Política

Fernández llamó a contener el crecimiento de casos «con la responsabilidad de todos»


El Presidente anunció la continuidad del aislamiento en el Amba hasta el 16 de agosto por el coronavirus, aunque también advirtió al resto del país por el aumento de contagios

El presiente Alberto Fernández anuncia este viernes desde la Quinta de Olivos la continuidad del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 16 de agosto en el Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba), la región más afectada por la pandemia del coronavirus. Lo acompañan el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El jefe de Estado afirmó esta tarde que el coronavirus no es «una gripe más», sino una enfermedad que no se sabe «cómo prevenir ni curar». «Estamos enfrentando a un enemigo invisible y el mundo no ha encontrado las armas para combatirlo», resaltó el mandatario nacional.

Por eso, convocó a «cuidar nuestras vidas y la de los otros», a «no contagiarnos y no contagiar», y a que «lo hagamos por decisión propia», porque «no estamos hablando de cuán libres somos». Y agregó: «El sistema de salud está funcionando y da respuesta porque la Argentina se ha preparado para enfrentar la pandemia».

«Hasta el 16 de agosto vamos a mantener las cosas como están hoy», subrayó Fernández, y aseguró que «en los últimos días se nota que el virus está circulando más». «Nos relajamos porque llevamos muchos días cuidándonos en nuestras casas, y todo eso genera estrés, desánimo y además la incertidumbre, porque nadie sabe cuándo va a terminar esto», manifestó el Presidente, pero remarcó: «No puedo recomendarles otra solución que cuidarse».

Respecto de la cantidad de casos de coronavirus cada 100 mil habitantes a nivel nacional, el mandatario nacional indicó que «Argentina sigue conteniendo la cantidad de contagios, pero está aumentando y eso es el resultado de que ha habido cierto relajamiento y más circulación». «Quitar la restricción de quedarnos en casa tiene costos si no somos responsables», añadió.

«Tenemos un promedio cercano a los 80 casos diarios de fallecidos, es un tema preocupante. Cada 24 días hasta aquí hemos duplicado la cantidad de fallecimientos y es muy posible que esta tasa de letalidad crezca. Les digo esto porque no quiero que se muera más gente, esto no es una estadística para mí. Para que esto no pase tenemos que evitar contagiarnos, para eso necesitamos cuidarnos», señaló el jefe de Estado.

Fernández admitió que «quisiera que la Argentina funcione con toda normalidad», pero «más allá de que se enojen conmigo esta es la verdad». «Tenemos que parar el crecimiento de la infección y para eso es necesario la responsabilidad de cada uno de nosotros, la situación está lejos de ser contenida», insistió.

Luego se refirió específicamente a los más jóvenes: «Todos fuimos jóvenes. Todos sabemos que en la juventud es muy importante el encuentro con los amigos, estar cerca de los afectos, compartir, disfrutar. Yo extraño los recitales tanto como ustedes, extraño el fútbol tanto como el mayor de los hinchas. Pero no podemos hacerlo».

Y concluyó: «Los jóvenes piensan que son inmunes y es verdad que las estadísticas dicen que son los que mejor sobrellevan esa enfermedad, pero contagian. Y esa enfermedad, que es piadosa con los jóvenes, es impiadosa con los más adultos. Es una zoncera reunirnos en fiestas electrónicas o clandestinas, porque puede ser una gran dolor de cabeza para muchos, por eso les pido por favor que nos ayuden».

Luego de pasarle la palabra a Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, el presidente volvió a tomar el micrófono y dejó unos últimos anuncios: «Seguimos trabajando fuertemente para ver si la ciencia nos alcanza el remedio que nos permita curar a aquellos que se enferman. Vamos a mantener el ATP y el IFE para todos los que los necesitan, nadie piense que el Estado los va a abandonar en este momento».

Además, Fernández aseguró que «serán más frecuentes nuestros encuentros con Axel y Horacio para hacer un monitoreo más cercano» de la pandemia.

Por último, dejó un mensaje a la población: «Este encuentro que tuvimos hoy duró 61 minutos. Si tomamos en cuenta los datos de ayer, en este ratito se contagiaron 268 argentinos y se murieron cuatro argentinos. Eso es el coronavirus. No nos descuidemos, el problema no lo superamos. Les pido a todos la máxima responsabilidad».

«Caba tiene el promedio de contagios más alto del país»

Al tomar la palabra, el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, afirmó que en la Ciudad de Buenos Aires «el promedio de contagios es de 1.100 casos por día», siendo «el más alto del país».

«Tomando las últimas dos semanas, el promedio de contagios es de 1.100 casos por día. Es un nivel de casos estabilizado pero alto. Es el más alto del país, dado que por lejos la Ciudad de Buenos Aires es la zona de mayor densidad y este virus se contagia ante la proximidad», resaltó .

Además, Larreta aseguró que la Ciudad puso “mucho esfuerzo” para contener los casos de coronavirus en los barrios populares “gracias al trabajo conjunto con Nación y organizaciones sociales”. Y advirtió que continuarán siendo «muy estrictos los controles de movilidad, para que sólo puedan viajar los trabajadores esenciales» en el transporte público.

Por otra parte, el jefe de Gobierno reconoció que se vive “un momento difícil” en la Ciudad de Buenos Aires y que las aperturas se mantendrán “si todos nos cuidamos”. Y expresó: «Estamos en un nivel alto de casos y el virus circula en todos los barrios de la ciudad», por lo que llamó a «ser muy cuidadosos y prudentes» porque «depende de nuestra actitud», al tiempo que reconoció la «angustia e incertidumbre» que representa el aislamiento social, preventivo y obligatorio.

«El mundo está en una cuarentena intermitente»

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, afirmó que en el AMBA y el mundo “hay una cuarentena intermitente» y consideró que «la pandemia no pasó”.

El gobernador bonaerense aseguró que «lo que está dañando la economía argentina y mundial es la pandemia» y cuestionó a los medios que «manipulan» y atribuyen la caída económica a la cuarentena.

«Cuando la economía cae en un país extranjero, es por la pandemia, cuando es en Argentina, es por la cuarentena», precisó Kicillof al hablar en la residencia de Olivos y mencionó la caída de la economía de Estados Unidos que, dijo, fue «la más grande registrada» en su historia.