Política

El gobierno informó cómo será el traspaso de las redes sociales oficiales


A partir del 10 de diciembre la gestión entrante de Alberto Fernández administrará las cuentas de Facebook, Twitter, Instagram y Youtube de Casa Rosada y Presidencia de la Nación

A partir del 10 de diciembre la gestión entrante de Alberto Fernández administrará las cuentas de Facebook, Twitter, Instagram y Youtube de Casa Rosada y Presidencia de la Nación

El gobierno saliente de Mauricio Macri comunicó este domingo a través de una serie de tuits cómo será el traspaso definitivo de todas las cuentas oficiales en redes sociales de Casa Rosada y Presidencia de la Nación a la nueva gestión, conducida por Alberto Fernández.

La cuenta oficial de Casa Rosada explicó que para estas transferencias entre administraciones «cada red social tiene, a nivel mundial, distintos protocolos que fueron analizados para tomar la mejor decisión».

Asimismo, aseguraron que «el objetivo es que la nueva administración reciba las propiedades digitales oficiales a partir del 10 de diciembre, para que pueda publicar desde ese momento».

De esta forma, la administración de Cambiemos busca diferenciarse de lo sucedido en 2015, cuando la cuenta de la Casa Rosada de Cristina Kirchner no le fue entregada y debió abrir una nueva.

En los casos puntuales de Facebook e Instagram, Casa Rosada y Presidencia crearán una “cuenta espejo” a modo de archivo estático para conservar lo publicado durante la presidencia de Mauricio Macri. Las cuentas se llamarán Casa Rosada 2015-2019 y Presidente Mauricio Macri 2015-2019.

En tanto, aclararon, las cuentas de Casa Rosada y Presidencia pasarán a ser administradas por el nuevo gobierno. En Facebook e Instagram la nueva administración recibirá las cuentas verificadas, con los nombres y las urls oficiales y todos sus seguidores.

Por su parte, en Twitter y Youtube se establecerá una continuidad directa sin cuentas espejos. «Las cuentas de Casa Rosada en estas redes pasarán simplemente a ser administradas por el nuevo gobierno, conservando todos sus contenidos y seguidores», reiteraron.

«El gobierno conduce de esta manera un traspaso directo e incondicional de los activos digitales oficiales a la nueva administración, como corresponde en democracia de parte de un gobierno saliente hacia su sucesor», cerró el comunicado.