El agente de la Side fue ubicado por comunicaciones a una cuadra del técnico informático

A cinco años de la muerte del fiscal federal Alberto Nisman un nuevo dato de la investigación se hizo público. El diario Clarín informó este viernes que aquel 17 de enero, un agente de la Side (Secretaría de Inteligencia del Estado) se encontraba en el conurbano bonaerense, en Martínez, más precisamente a sólo una cuadra del departamento donde vive el técnico informático Diego Lagomarsino​.

Los registros a los que tuvo acceso el medio nombrado anteriormente, señalan que ese agente se comunicó por un radio de Nextel con un funcionario de la Dirección General de Reunión Interior de la Side. Hubo 38 comunicaciones entre ellos ese día, 27 de las mismas desde el barrio de Lagormasino.

Entre las 10.10 y las 16.59 todas los intercambios se dieron en Martínez. La última llamada que recibió corresponde a una antena de la zona de Puerto Madero, donde está el departamento de Nisman. Luego e esa comunicación, por dos horas no se sabe nada más del agente, que vuelve a aparecer más tarde en otras localidades del conurbano: Tres de Febrero y San Martín.

En esos lugares, tiene 11 intercambios más con los mismos interlocutores: altos funcionarios de la Secretaría de Inteligencia del Estado. Y vuelve cerca de las 22 al barrio del técnico informático. En dos minutos (22.07 y 22.08) emite tres comunicaciones más y recibe una.

En una extensa nota del periodista de Clarín Héctor Gambini, se explica que si bien esta es la última comunicación registrada, no hay detalles certeros de en qué momento abandona la zona. Con este nuevo dato, surgen varios interrogantes.

Gambini señala que hay una especie de juego en espejo entre las llamadas que recibe el espía de Martínez con los movimientos de la búsqueda del fiscal en Puerto Madero. «El aparato del espía de Martínez se activa allí un rato antes de que los custodios de Nisman lleguen por la mañana a Puerto Madero -aunque pudo estar en la zona desde más temprano-, se desplaza justo cuando éstos suben por primera vez a tocarle timbre al fiscal y ven que no contesta (cerca de las cinco de la tarde) y vuelve al barrio de Lagomarsino cuando los custodios ya llegan con el cerrajero y faltan minutos para que Nisman sea descubierto», detalla.

La gran cantidad de llamadas entre el agente y la Dirección General de Reunión Interior de la Side y sus registros ya están incorporados al expediente que investiga la muerte del fiscal Nisman, revelaron a Clarín fuentes judiciales.