El colegio La Salle y el complejo Educativo Gurruchaga presentaron campaña solidaria pidiendo ropa, alimentos no perecederos y productos de limpieza para los indígenas de Salta

Las comunidades wichi en Salta transitan una situación agobiante. Es que la provincia norteña vivió momentos de tristeza y desazón luego de las siete muertes de niños de esta comunidad en manos de la desnutrición. Una combinación entre la desidia de gobiernos de todos los estamentos.

Todos los días, las madres y padres wichis luchan para conseguir agua potable o comida para que sus hijos tengan las necesidades alimentarias básicas, pero cada día se enfrentan a una peor realidad.

Sumado a las condiciones de los efectores públicos de salud, donde llegan los niños en un estado crítico de desnutrición, que trabajan a destajo, pero ante el desamparo político no llegan a cubrir la demanda inmediata.

Por eso, desde distintas organizaciones y fundaciones pusieron los ojos sobre esta problemática. Y en Rosario el Colegio La Salle y el Complejo Educativo Gurruchaga se pusieron a la orden para ayudar con una colecta de ropa y comida.

Ambas entidades educativas reciben alimentos no perecederos, toallas, ropa, calzado, agua potable, desinfectante y elemento de aseo personal para enviar al norte del país. Al colegio céntrico de Mendoza 444 se pueden acercar las donaciones durante todo el día y hasta las 22; por su parte, la escuela de Salta al 3439 recibe lo pedido de 8 a 11 y de 14 a 17.

CLG se comunicó con el colegio La Salle y dialogó con Raúl Pedemonte, coordinar de prensa y relaciones institucionales de la institución, quien se mostró “preocupado por la situación de los chicos del norte argentino”.

A partir de allí el colegio, a través de su red solidaria, que componen todos las sedes de La Salle en Argentina (un total de 12), comenzó con la colecta y la coordinación de la entrega a la comunidad norteña.

La iniciativa, por obvias razones, surgió de la sede que tiene el colegio en Salta y la comunidad educativa entera tiene “obras de atención a sectores vulnerables”, contó el coordinador de prensa.

“El colegio está colaborando permanentemente a través de la fundación La Salle y esto nos ha sorprendido de una manera muy desagradable porque no se presentó ayuda desde ningún gobierno a la situación de estos chicos”, lanzó Pedemonte.

Ante esto, el comunicador de La Salle disparó: “Es desconocimiento claramente. Nosotros tenemos una red de información permanente, sabíamos de esta situación y ellos la desconocieron totalmente”.

Mediante la red de colegios y fundaciones solidarias se desarrolla esta campaña que fue lanzada este lunes: “En este momento se están recibiendo muchas donaciones”, relató Pedemonte y agregó: “Va a ser positivo. No se está solucionando todo, pero es un paliativo importante que estamos brindando”.