El hombre era compañero de trabajo de la víctima y estuvo presente en las marchas reclamando justicia

Un hombre de 48 años fue detenido este jueves en la ciudad de Santa Fe como sospechoso del femicidio de una trabajadora social de 41 años, cuyo cadáver fue hallado el 19 de enero pasado en la sede de una asociación civil que trabaja con mujeres en situación de violencia.

Voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) de la provincia identificaron al sospechoso del asesinato de Daniela Cejas con las iniciales J. E. S., quien era un colaborador ocasional de la Asociación Civil Generar, donde la víctima era vicepresidenta.

El sospechoso fue apresado en una casa de Gaboto al 6900 durante un allanamiento ordenado por la fiscal Ana Laura Gioria, en el que se secuestraron «elementos de interés para la causa». El crimen de Cejas causó conmoción en la ciudad debido a que se trataba de una referente en el tema de los derechos de las mujeres y a que tuvo lugar en un centro de día llamado «Nuestra Casa», sede de la Asociación Civil Generar.

Los días posteriores al hallazgo del cuerpo hubo marchas y concentraciones para reclamar el esclarecimiento del femicidio, una en el memorial de víctimas de violencia de género y otro frente a los Tribunales provinciales. Desde el MPA informaron además que mañana se realizará la audiencia imputativa del sospechoso en horario a confirmar por la Oficina de Gestión Judicial.

La fiscal Gioria informó que en esta semana recibió estudios complementarios y que el miércoles obtuvo el informe definitivo de la autopsia de la víctima, con lo cual se podrá avanzar en la causa.

Cejas, nacida en la localidad santafesina de Villa Trinidad, era licenciada en Trabajo Social y vicepresidenta de la Asociación Civil Generar. Entre sus antecedentes destaca que era referente nacional del Programa «Un niño, un futuro» de Cilsa y trabajaba además en la Fundación Cristo Obrero.

Tras conocerse la detención, la presidenta de Generar, Liliana Loyola, sostuvo que el sospechoso se acercó a la asociación por intermedio de Daniela, de quien era conocido. «En estos casos siempre se pone énfasis en la víctima, pero me gustaría que busquen la trayectoria, el historial del femicida, que estuvo en el velorio, en la primera marcha y en la segunda marcha y se mostró consternado», dijo Loyola. Además, dijo que no imagina «cuál fue la escena, la situación, pero evidentemente Daniela se defendió» y reclamó que «este brutal asesino reciba lo que le corresponde a un femicida, que le den cadena perpetua».