Informes CLG

Con solo 13 años se destaca por su talento con el violín y es furor en las redes sociales


Dylan Villanueva con apenas 13 años logró relevancia nacional por la madurez con la que ejecuta su violín. Oriundo de un barrio humilde de la ciudad de Santa Fe, compartió escenario con destacados músicos y sus vídeos son rápidamente viralizados

Por Diego Carballido

Durante la celebración del Día de la Bandera del año pasado, muchos se sorprendieron al ver a un muy joven violinista, junto a los experimentados músicos Lito Vitale y Juan Carlos Baglietto, interpretar los acordes de Mi Bandera en el acto oficial. En la ciudad de Santa Fe todos sabían que se trataba de Dylan, el pequeño talento que solían ver en la peatonal ejecutando todo tipo de canciones de manera magistral, siendo la atracción de los transeúntes.

Dylan Villanueva tiene 13 años y en las redes sociales alguno lo llaman el “Messi del violín”, en el último tiempo su caso ha tomado relevancia nacional y es común ver su historia reflejada en medios de comunicación de todo el país. «Dylan tiene no solo magia con su instrumento, sino también en la manera en que se comunica», contó con orgullo Marcelo Villanueva, papá de Dylan, en diálogo con CLG.

La relación de Dylan con el violín comenzó cuando tenía apenas 6 años. Al igual que sus hermanos, Dylan se inició en la música a través del programa municipal de orquestas infantiles Somos Música, donde aún continúa.  «Por sus cualidades, los profesores nos recomendaron que empezara a estudiar más seriamente. Actualmente, también forma parte de la Escuela Provincial de Música y no está yendo a tocar a la peatonal, una de las cosas que más lamenta el enano», agregó Villanueva.

Dylan comparte su vida con sus cuatro hermanos; Brian y Soledad que son mayores y sus dos hermanos más chicos, Mateo y Diego. Todos conviven en una casa del barrio Nuevo Horizonte de la ciudad de Santa Fe. «Es un barrio relativamente nuevo porque se construyó después de la inundación del año 2003», detalló Villanueva y agregó: «En la familia somos siete en total; mi señora, yo y cinco hijos. Dylan es el del medio. Yo trabajo como contratado en la Municipalidad de Santa Fe con un sueldo básico y muchas veces resulta complicado llegar a fin de mes. Por eso, en ocasiones, hacemos algo de panificación y salimos todos a vender».

Según Villanueva, la vinculación de sus hijos con la música puede estar relacionada a su pasado como cantante de cumbia. «Nunca tuve la posibilidad de estudiar. Por eso, cuando se presentó este proyecto anotamos a cuatro de nuestros hijos», aseguró.

 

«Ir a peatonal a tocar para Dylan empezó como un juego porque, más allá de lo económico, queríamos se diera a conocer”, relató Villanueva respecto a las primeras jornadas cuando lo acompañaba a su hijo al centro de la ciudad de Santa Fe, un hecho que le dio a Dylan una rápida visibilidad entre los transeúntes.

Las restricciones de la pandemia produjeron que muchos de los eventos sociales para los que el joven ya estaba contratado, tuvieran que suspenderse por cuestiones sanitarias. Así comenzó la repercusión de Dylan en las redes sociales, donde sus videos ejecutando todo tipo de versiones de temas clásicos son rápidamente viralizados por los usuarios. «Ahora está muy enganchado con Twitter», dijo Villanueva y agregó que su hijo se toma el trabajo de contestar cada uno de las decenas de mensajes que le llegan a diario solicitándole nuevas versiones.

«Hoy por hoy, su deseo es terminar de estudiar la carrera de músico y en un futuro es difícil encasillarlo en un género musical, porque toca cualquier canción y lo hace muy bien». Además de Baglietto y Vitale, Dylan ya compartió escenario con artistas como Adrián Barilari de Rata Blanca o el cantante de cumbia Mario Pereyra, entre otros. “En los próximos días tiene programada una presentación con Peteco Carabajal”, agregó Villanueva.

La repercusión en las redes sociales, llevó a Dylan a lanzar una colecta solidaria para poder comprarse su propio violín. “Es un instrumento muy caro y al principio se lo prestaban, hasta que hace unos años una casa de música de la ciudad le regaló uno de estudio. Ahora quería comprarse uno mejor y gracias a la campaña que lanzó en las redes ya estamos muy cerca de lograrlo”, aseguró Villanueva y concluyó: «Estamos muy orgulloso de todo lo que está logrando”.