El país asiático comenzó con las represalias que prometió después de que Trump promulgara la semana pasada una ley de apoyo a las protestas en Hong Kong

Hua Chunying, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China comunicó este lunes que Pekín suspendió la revisión de solicitudes de aviones y barcos militares de Estados Unidos para visitar Hong Kong, en respuesta a la denominada ‘Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong’, firmada el 27 de noviembre por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. La citada norma reafirma el apoyo de EE.UU. a esta región administrativa especial china, tras meses de protestas antigubernamentales.

También, indicó que la aprobación de dicha ley por parte de las autoridades estadounidenses, «ignorando la protesta de China», representa «una violación grave del derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales, así como una interferencia en los asuntos internos de China».

«En respuesta a ello, Pekín ha decidido imponer sanciones a varias organizaciones no gubernamentales de EE.UU., incluyendo NDI, Human Rights Watch y Freedom House» por apoyar actividades extremistas y violentas en Hong Kong, puntualizó Hua Chunying, según indica RT.

La ley, antes de ser firmada por Trump, fue aprobada con apoyo bipartidista, tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes. Esta norma obliga al presidente de estadounidense a presentar un informe anual a los legisladores sobre la autonomía de la región y sobre si el gobierno chino actúa de alguna manera para limitarla.

Asimismo, contempla la posibilidad de sanciones contra funcionarios chinos en el caso de que se produjeran violaciones de los derechos humanos.

El pasado jueves, las autoridades de Hong Kong expresaron su «fuerte oposición» a la denominada ‘Ley de Derechos Humanos y Democracia de Hong Kong’. En su mensaje, Hong Kong «lamenta profundamente» que EE.UU. haya ignorado repetidamente sus preocupaciones sobre esta cuestión.

Comentarios