El Canalla no sumó refuerzos y en 8 días de pretemporada el plantel en vez de completarse cada vez se desarticula más

Por Enrique Genovar

A más de una semana de haber comenzado los trabajos el plantel de Central está incompleto. Y por más que los encargados de saciar los pedidos del entrenador están abocados al tema, lo cierto y concreto es que no ha llegado ningún refuerzo.

La situación comenzó a ingresar a un estado donde las concreciones deben aparecer pronto. Es que más allá de los pedidos que hizo Diego Cocca antes de la licencia, el plantel ha perdido a tres jugadores titulares, de los cuales dos hoy no tienen reemplazante.

La bronca de los hinchas canallas se hace notar, principalmente, en las redes sociales. Allí los simpatizantes auriazules hacen catarsis y la mayoría cuestiona, con total razón, el accionar de los encargados del fútbol canalla en lo que va de este libro de pases.

Nadie duda de que tanto Raúl Gordillo como los directivos están trabajando, pero los resultados no aparecen y el reinicio del campeonato se acerca.

Cocca ya comenzó a dar señales de fastidio. Es que a los dichos que tuvo en la vuelta al trabajo, el DT aplazó el amistoso ante Central Córdoba.

Marcelo Weingandt, Morgantini, Joaquín Laso y Matías Silvestre fueron apuntados por el entrenador y no fue por capricho. Es que uno de los primeros dos es para suplir la ida de Nahuel Molina y de los otros dos saldrá el reemplazante de Barbieri.

Ya van 8 días de que Central volvió al trabajo y el plantel en vez de completarse cada vez se desarticula más.

¿Lograrán los directivos junto con Gordillo complacer a Cocca? Esta es la gran pregunta que se hacen los hinchas, que terminaron el 2019 ilusionados pero que con el correr de los días sin observar concreciones con respecto al mercado se desmoralizan.