Las empresas piensan en un esquema de trabajo «híbrido» para la pospandemia