La autoproclamada presidenta de Bolivia se refirió sobre la asunción tras no haber sido invitada

La autoproclamada presidenta de Bolivia, Jeanine Áñez, afirmó que le resulta “muy indiferente” que no haya sido invitada a la ceremonia de asunción del mandatario electo de la Argentina, Alberto Fernández, con quien subrayó que no tiene “ninguna afinidad”.

Asimismo, aseguró que no planea ser candidata en las próximas elecciones presidenciales, aunque no descartó por completo esa posibilidad, en una entrevista publicada hoy por el diario paceño Página Siete.

“Ellos tienen una afinidad ideológica que yo no comparto”, sostuvo Áñez en una respuesta incluyó a la vicepresidenta electa y ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner y al sector político que esta comparte con Fernández, cuando se le preguntó como se sentía a raíz de que el próximo jefe del Estado argentino invitara a su investidura al ex presidente boliviano Evo Morales y no a ella.

“Cristina Kirchner es de la misma ideología de Evo Morales y nos han demostrado de manera sobreabundante que ellos desprecian la democracia; entonces, yo no tengo ninguna afinidad con gente que no respeta la democracia, que coarta las libertades”, explicó.

La autoproclamada presidenta interina agregó: “Ni siquiera me hubiera sentido cómoda (asistiendo), en realidad no tengo ni afecto ni desafecto, me resulta muy indiferente”.

También criticó al grupo de activistas argentinos encabezados por el dirigente social Juan Grabois, que a fines del mes pasado denunció que sus miembros fueron “agredidos” y “hostigados” al llegar a Bolivia con el objeto de “realizar un relevamiento” de la situación humanitaria en relación con las protestas que ocurrían en el territorio boliviano.

“He escuchado comentarios de gente de esa izquierda irracional, como esa gente que nos visitaba de la Argentina, que critican el pelo, que critican la forma; no tendrían ni por dónde, si vengo de un pueblito tan chiquitito y tan lejano, y con muchas necesidades”, dijo.

Por otra parte, Áñez rechazó que tenga el propósito de postularse a la jefatura del Estado en las próximas elecciones presidenciales, aunque no descartó plenamente esa posibilidad.

“De hecho, no, no; por ahora me estoy abocando al objetivo que nosotros nos propusimos sobre la base de lo que la población quería: salir de una opresión de muchos años, pacificar y unir a todos los bolivianos”, respondió a la consulta sobre su eventual candidatura.

“Lo que particularmente yo quiero cumplir con Bolivia” es “no estar aprovechándome de una situación y decir ‘ay, yo también podría ser candidato, me aprovecharé de eso’; creo que sería deshonesto”, remarcó.

Sin embargo, añadió: “Yo ahora tengo una meta por cumplir, me voy a sentir feliz de cumplir con mi país. Lo que venga después ya lo veremos, lo evaluaremos en su momento.”

El jueves pasado, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, afirmó que el gobierno interino “no va a apoyar a ningún candidato” en los próximos comicios, aún sin fecha, lo que fue interpretado en medios políticos y periodísticos como un anuncio de que Áñez no se postulará.

Comentarios