Ciudad
Informes CLG

Alerta roja en Rosario y la provincia: «Vamos a tener un colapso del sistema sanitario»


Foto: Juan José García

Así lo aseveró a CLG el titular de la Asociación Médica de Rosario, Dardo Dorato: "Hoy la mayoría de los pacientes de covid tienen entre 20 y 45 años y pasan como mínimo 30 días internados"

Por Santiago Ceron

La situación epidemiológica en Rosario y la provincia de Santa Fe alarma a las autoridades y a los especialistas. Este martes la ciudad reportó 797 contagios, la cifra más alta en casi seis meses. La curva está en un evidente ascenso y la ministra de Salud, Sonia Martorano, ya advirtió que «la situación es crítica». El repentino crecimiento en el número de casos diarios de las últimas semanas hizo que el sistema de salud se saturase y hoy prácticamente no quedan camas críticas libres. En ese sentido, el panorama es más que preocupante: «Con estos números, vamos a tener un colapso del sistema sanitario». Así lo aseveró a CLG el secretario general de la Asociación Médica de Rosario, Dardo Dorato, quien a su vez es uno de los especialistas que asesora al gobernador Omar Perotti en materia sanitaria. El referente médico rosarino habló sobre las restricciones que se anunciarán este miércoles y relató el angustiante escenario que atraviesa el sistema de salud local y provincial.

«En el sistema de salud hay mucha preocupación. Hoy hay ocupación plena de camas y muchísimo contagio de covid. Aproximadamente la mitad de las camas ocupadas en el sector de salud tienen casos de covid, y la otra mitad tienen otras patologías que no dejan de existir. Se están suspendiendo cirugías programadas, lo cual adhiere un problema más porque hay que empezar a evaluar las cirugías que se pueden posponer y las que no», expresó Dorato en primer lugar.

Foto: Juan José García

El titular de la AMR explicó las diferencias que se están notando entre la primera y la segunda ola: «La gran preocupación es que, a diferencia del año pasado, los internados de covid tienen una estadía mucho más larga, hoy es de un promedio de entre 30 y 45 días de terapia intensiva con pacientes intubados. Además, la edad bajó notablemente: la mayoría de esos pacientes está entre 20 y 45 años».

En ese marco, adelantó una dura noticia: «Con este nivel de contagios, que aún no llegó al pico de 3.000 por día como el año pasado, ya tenemos una ocupación plena de camas. Si la tasa de contagios sigue ascendiendo, que es presumible que suceda, vamos a tener un colapso del sistema sanitario».

«Que el sistema de salud puede colapsar, nadie lo discute. Tenemos una tasa de contagios que está en ascenso y se calcula que el pico puede estar en 4.000 casos por día. Con esos números y la estancia prolongada que están teniendo los pacientes vamos a tener un colapso del sistema. Lo puedo decir con convicción y todos coinciden con eso. Parece no haber conciencia social de esto, y el gobierno va a tener que hacer algo para despertarla y generar algunas restricciones», ahondó.

Dardo Dorato, secretario general de la Asociación Médica de Rosario

Entonces, Dorato apuntó contra la actitud de la sociedad: «Lo que nos preocupa es que la gente no está tomando conciencia, sigue teniendo conductas sociales inapropiadas. Es una situación complicada, tenemos que apelar a la conducta social y tomar algunas medidas que abonen a eso. Todos los especialistas les están diciendo al gobierno más o menos lo mismo, que hay que tomar medidas. Lo que se discute es cuáles son las mejores, pero todos coinciden en que hay que tomar medidas de restricción para aplanar la curva de contagios y darle al sistema de salud algún margen de respiro. El sistema de salud está lejos de estar relajado, llevamos 400 días sin respiro».

«El año pasado se decía que faltaban respiradores, hoy no faltan. Lo que está dificultando la cuestión es que hay poca gente capacitada para manejarlos, hay pocos médicos terapistas. El recurso humano es limitado, y entrenar a un terapista para el manejo de ese equipo complejo lleva tres años. No es fácil conseguir recursos de ese tipo», explicó.

Con respecto a las restricciones que se anunciarán este miércoles, el especialista se refirió a la medida que prohibirá la circulación en autos y motos particulares a partir de las 20.30: «Tengo entendido que es así. Posiblemente haya algunas restricciones más e incluso se evaluó endurecer estas medidas si esto no alcanza, aunque sean períodos cortos. Esto es para tratar de contener y dar tiempo a que el sistema de salud pueda atender la demanda que haya, dando tiempo incluso a que lleguen más vacunas y bajar la tasa. La vacuna tampoco soluciona todo el problema, previenen los casos graves, pero igualmente hay contagios y enfermedad. Esto va a llevar tiempo, y en ese tiempo va a haber que cuidarse para darle espacio al sistema de salud».

Foto: Juan José García

Además, se refirió a las clases presenciales, las cuales se esperan que continúen: «Lo que vemos es que el interior de las escuelas no es el problema, hay muchas normas, distanciamiento y burbujas. Los chicos, contrario a los que muchos piensan, hacen caso. El problema está en la puerta de la escuela, cuando los chicos salen vemos a todos los padres y madres hablando, se bajan el barbijo, se amontonan para buscar al chico. Luego están las reuniones sociales y las fiestas. Parte del pico está vinculado a semana santa donde hubo mucha actividad social. El problema no lo veo en las oficinas y las fábricas, donde hay muchos protocolos».

Por último, al ser consultado sobre la posible aplicación de una fase 1 durante los fines de semana, contestó: «Eso se valoró. Si se va a aplicar o no, escapa de mi conocimiento. Pero se evaluó como posibilidad aplicar una fase 1 los fines de semana. Todo esto se va a ir viendo día a día, de acuerdo a la situación epidemiológica».